sábado, 14 de junio de 2014

Dúo de Carnavales

De vuelta a los lienzos, os presento una pareja de cuadros que hice con mucho cariño por encargo allá por el año 2011, de hecho son los primeros cuadros que he vendido. Ahora los veo y no encuentro más que fallos y cosas que cambiaría, pero no dejo de estar especialmente orgullosa de ellos. Sobre un lienzo de 92cm x 73cm y en acrílico, utilicé como inspiración las máscaras venecianas una vez más. El primero que hice fue el de la mujer con el vestido rojo. De fondo quise hace una muchedumbre, pero me parecía que si hacía demasiadas caras y cabezas podría estropear el foco sobre la figura principal, por lo que opté por hacer un arlequín a la izquierda y una figura enmascarada a la derecha. Para dar la impresión de que está entre la gente pinté también una figura más grande y cercana que ella que me sirvió como puente entre los dos cuadros.


En el segundo usé el mismo patrón que en el primero. En esta la figura femenina es un poco más cercana, algo más adelantada que la primera, perseguida por un personaje de videojuego que no pude evitar pintar: Ezzio Auditore.

La elección de los colores fue, en el primero, porque el rojo es mi color favorito (ya lo habréis notado) y en el segundo, fue acordado con la persona que quería el cuadro en consonancia con una sugerencia de mi buena amiga Levaralth para que la pareja conjuntase perfectamente. Otro elemento nuevo es el uso de acrílicos metálicos. En el primero usé el dorado, siempre queda bien con el rojo, y en el otro utilicé el plateado.

No quería caer en las típicas máscaras del sol y de la luna, así que me puse a buscar imágenes de máscaras y vi multitud de estilos y diseños, todos ellos alucinantes y preciosos. Si no se os ha ocurrido nunca hacer una búsqueda de este tipo, os la recomiendo, aunque seguro que ya la habréis hecho o conoceréis mejor que yo el carnaval de Venecia. Así que, volviendo al diseño de las márcaras, el diseño es mío basado en lo que encontré. También hay diferencias en el pelo. En el primero es una melena hacia arriba adornada con vistosas plumas y en el segundo pinté una melena lisa y negra que puede llegar a interpretarse como una tela de la máscara de plumas azules.

Otro elemento común es, a parte del estilo de los vestidos con corsé, los guantes. Me fijé en que casi no se muestra piel en los disfraces venecianos y quise respetarlo ocultando también los cuellos tras las telas de las máscaras.

Y por último, las manos. Decidí mostrar sólo una de ellas para dar la impresión de que caminan entre la gente intentando abrirse paso y ladeándose (sobre todo en el segundo cuadro, tiene un hombro más adelantado que el otro). En el primero dejé la mano caída, sin más adorno, pero en el azul preferí añadirle un abanico a juego.

Como veis, me tomé muchas libertades con las proporciones, el diseño y las formas. No sé si os gustará, pero por favor, comentad, criticad y compartid. Nos leemos en el próximo post!

6 comentarios: